POR FAVOR ESPERA MIENTRAS SE CARGA EL VIDEO

Producción cunícola

 

FICHA
TÉCNICA

La Cunicultura es la parte de la pecuaria que se dedica a la crianza de conejos para aprovechar su carne. Se realiza con fines comerciales, domésticos y como entretenimiento. Sin embargo, la crianza con fines comerciales es limitada, su mayor producción es bajo condiciones familiares.

La producción de conejo es una alternativa potencial para la producción de carne a escala local, debido al incremento de la población mundial y sus necesidades de alimento de origen animal, pues como fuente de alimento posee varios atributos y resultan aventajados en comparación con otras crianzas.

Por otra parte, el conejo es capaz de asimilar parte de la proteína contenida en las plantas ricas en celulosa. En su alimentación pueden ser utilizados subproductos vegetales e industriales de todo tipo. Sus rendimientos productivos son similares a los de otras especies de animales domésticos, debido a los avances existentes en genética, manejo, instalaciones, condiciones sanitarias y alimentación. De ahí que constituye una de las explotaciones más económicas del trópico.

Entre sus principales ventajas se encuentran:

  • Contribuye a satisfacer las demandas de proteína animal para la dieta humana.

  • Fácil ubicación en pequeños espacios. Ninguna especie animal produce tanta carne en tan poco espacio de terreno.

  • Consumo de ingredientes locales, alimentos que no compiten con los usados por los humanos, inclusive en los ingredientes de los alimentos balanceados.

  • Alta prolificidad (6-8 crías /parto).

  • Inversión inicial mínima. Solo las jaulas y las primeras conejas.

  • Manejo limpio, hábil para jóvenes a los que proporciona responsabilidad, y para las personas mayores, distrayéndoles, y dándoles sentido de ser aun útiles.

  • Producen carne de alta calidad con la mejor relación proteínas/Energía, la mejor proporción de ácidos insaturados, (los buenos, anti- colesterol), de entre todas las carnes.

  • Con un sencillo programa y buen seguimiento nos dan buenos beneficios. Los conejos producidos en traspatio son básicamente para autoconsumo familiar, pero nada impide que se vendan o comercialicen con otras personas o entidades.

  • Amplia capacidad para aprovechar materiales fibrosas, que no compiten con la alimentación humana y que supera las dificultades en la importación o producción de materias primas para la elaboración de los concentrados.

  • Pieles y patas son atractivas para la artesanía.

  • Las excretas representan un abono orgánico de alta calidad.

  • Es una alterativa rentable, que satisface las necesidades alimentarías y la economía del productor.

 

 

 

Procedimiento

Aspectos a tener en cuenta en la producción cunícola

  • Naves

En un clima tropical se deben combinar varios factores para acercarnos lo más posible a los parámetros de bienestar animal. Al diseñar la nave o galpón, hay que prever, que la distancia mínima entre el techo de las jaulas y el de la nave sea de 1 metro, para garantizar que la acumulación del aire cargado de amoníaco no quede a nivel de las jaulas.

Los techos de las naves pueden ser de hojas de palma (guano cana, guano real o guano prieto), tejas de cinc galvanizado, aluminio o asbesto–cemento. La primera opción es la que mejor ambiente térmico mantiene en la conejera. Existen variantes para bajar la temperatura como es pintar de blanco el exterior del techo para que se refracten los rayos solares y sembrar árboles que provean sombra y ayuden a refrescar el ambiente alrededor de las naves. Para el aprovechamiento y control de las corrientes de aire se debe ubicar la nave de noreste a suroeste, de esta forma las corrientes corran paralelo a la misma.

Es importante en el diseño considerar el manejo de los desechos de la conejera. La vía más recomendable es hacer fosos debajo de las baterías de jaulas. Se puede incorporar lombrices para degradar y transformar la materia fecal en abono orgánico. De no contar con fosos se debe construir un estercolero en un lugar alejado de la nave para verter las excretas después de la limpieza diaria.

Los diseños de la nave responden a tres tipos de ambientes:

  • Libre: Son los de naves abiertas, que tienen paredes laterales abiertas o solamente delimitadas por cercas para evitar el paso de depredadores, y techo de tejas o hojas de palma.

  • Natural: Las naves tienen las paredes laterales y frontales cerradas y el paso del aire se permite a través de ventanas de diferentes tamaños.

  • Controlado: Las naves son de mampostería y cerradas completamente. Es el sistema usado en países de climas fríos o templados donde el control del ambiente se realiza mediante equipos que mantienen la ventilación, humedad y temperatura en rangos adecuados.

Toda granja debe contar con un área que permita el aislamiento de los animales. Cuando se construye, distribuye e instala un conejar, se debe prever que la limpieza sea fácil y se realice correctamente. El cunicultor debe disponer de equipos de fácil manejo para garantizar una buena limpieza.

Las naves se deben instalar lejos de los lugares donde se generen ruidos extremos o lugares de mucho tránsito de personas u automóviles. El estrés en el conejo se manifiesta en alteraciones intestinales, abandonos de camadas y pérdida de la libido sexual.

Jaulas

La jaula es el equipo fundamental para la cría de conejos y se conocen desde las jaulas artesanales hasta las de tipo industria. Las artesanales se fabrican por el propio criador con diferentes materiales, los más frecuentes son la madera, caña brava, alambrón y mallas de diferentes tipos.

Las jaulas industriales a diferencia de las anteriores, se construyen de material galvanizado (alambres y planchas) que permiten una mejor higiene y brindan En todos los casos se deben respetar los parámetros de: Tranquilidad ambiental para evitar el estrés y expresar su potencial productivo; Capacidad suficiente (densidad permitida: 14 a 16 animales/m2; Confortabilidad (equilibrio entre temperatura, humedad y ventilación).

Razas más comunes en Cuba

Entre las principales razas de conejos que existen en Cuba son: Gigante de España, Neozelandés, Californiano, Mariposa Francés, Chinchilla.

Requerimientos nutricionales

El conejo, como todos los animales, necesita un balance en el contenido de los nutrientes (energía, proteína, fibra, minerales y vitaminas). La categoría, el estado reproductivo y el ambiente exterior influyen en los requerimientos. En países de clima cálido el consumo voluntario de los animales disminuye, por ello la concentración de nutrientes debe ser óptima para cubrir los requerimientos y obtener respuestas productivas adecuadas.

a) Animales en desarrollo: las necesidades del conejo en crecimiento es el doble de las necesidades de mantenimiento de los animales adultos del mismo peso. Los gazapos consumen calostro y continúan con el consumo de leche en las 2 primeras semanas de vida ya que son lactantes estrictos, a partir de los 15 días de vida continúan consumiendo leche pero comienzan la ingestión de alimentos sólidos hasta el destete (5ta y la 7ma semana de vida).

Después el gazapo consume alimentos concentrados y voluminosos hasta que adquiere el peso de sacrificio. En el desarrollo (45-90 días aproximadamente) la ración deben contener entre12 y 15 % de PB, 2-3,5 % de grasa, de 20 a 24 % de FB y de 5 a 6 % de minerales: en esta etapa es donde se registran las mejores ganancias de peso diarias.

b) Animales adultos: los requerimientos nutritivos para el conejo, en general, son los siguientes: Es vital que las dietas cubran los requerimientos tanto en calidad como en cantidad. En verano disminuye el consumo de alimentos y para obtener los mismos resultados productivos hay que formular la dieta con un contenido de nutrientes que supere los requerimientos. Por tanto, es indispensable conocer la disponibilidad de alimentos que contamos y su contenido de nutrientes

Particularidades de la fisiología digestiva

El conejo, como animal monogástrico, realiza una digestión más eficiente que el caballo y en menor grado que la de los rumiantes. La digestibilidad de la fibra depende del contenido de lignina, teniendo una mayor eficiencia cuando los pasto son pobres en este elemento y con alto contenido de celulosa y hemicelulosa. El aparato digestivo está formado por la boca, el esófago, estómago, intestino delgado (duodeno, yeyuno e ileon), Intestino grueso (ciego, colon y recto), el ano y las glándulas hígado y páncreas.

Plantas más utilizadas como forrajes

Gramíneas: Guinea (Panicum máximum), Don Carlos (Sorghum halepense), Cañamazo, Cambute, Sacasebo, Alpargata (Paspalum notatum), Zancaraña (Rottboellia exaltata), Santa Juana (Coix lacryma-jobi), Yerba Bruja o Paraná (Panicum purpurascens), Maíz (Zea mays), Caña de azúcar (Saccharum officinarum), Canutillo (Commelia diffusa).

Leguminosas: Frijol canavalia (Canavalia sp.), Alamo (Ficus religiosa), Siratro (Macroptilium atropurpureum), Bejuco de chivo (Centrosema pubescens), Gandul (Cajanus cajan), Algarrobo de olor (Albizia lebbeck), Algarrobo de la india (Ceratonia siliqua).

Otras especies: Tamarindillo. Aeschynomene americana), Pico de aura. Macroptilium lathyroides), Flor de la Y. Ipomea alba), Bledo. Amaranthus dubius), Nacedero: Trichanthera gigantea). También pueden ser utilizados los clotos, marpacíficos, aguacate, guayaba, mango. Los conejos consumen habichuela, bambú, remolacha, nabo, torta de semilla de algodón y coco, además de tubérculos.

Reproducción

La edad más apropiada para la reproducción depende de diversos factores, como son: la raza, el sexo, las condiciones ambientales y la herencia genética. Las razas de tamaño pequeño son las más precoces, alcanzando la madurez sexual a los 4,5-5 meses las hembras y a los 5-6 los machos. En las razas gigantes para las hembras es a los 8 meses y para los machos al año. No obstante los animales no deben aparearse hasta que hayan alcanzado todo su desarrollo, asimismo deben excluirse de la reproducción los que estén aquejados de alguna enfermedad.

 

Celo: Las manifestaciones del celo son discretas; se nota porque se montan unas encima de otras, se rascan el mentón contra la jaula y arquean el lomo. La vulva varía de aspecto volviéndose húmeda, de color violáceo e hinchada.

Monta: Para que la monta se realice no deben existir factores externos que puedan distraer a los animales. Una vez efectuada ésta se ha de proceder a la separación de los reproductores. Existen hembras que por distintas razones no se dejan montar por el macho, como puede ser el caso de las primerizas; entonces los criadores pueden intervenir sujetando a la hembra en la posición correcta para que el macho pueda efectuar la monta. Este es el denominado apareamiento forzado. Una vez efectuada la monta y producida la eyaculación, el macho, se retira violentamente y cae al suelo, perdiendo el equilibrio de lado o hacia atrás después de emitir un gemido.

Ovulación: Con el coito se estimula la ovulación, que tendrá lugar al cabo de 10-12 horas del acoplamiento sexual. Si durante este tiempo se produce alguna situación de estrés puede darse el caso de que no se efectúe la ovulación.

Gestación: La duración de la gestación es de 29 a 31 días, en condiciones normales. Si el parto se realiza antes de los 29-30 días se trata generalmente de abortos. Las crías nacen muertas. Las causas del aborto pueden ser de distinta índole: de naturaleza fisiológica debida a la alimentación defectuosa, o de orden externo, como serían situaciones de estrés. Para determinar si las hembras han quedado realmente fecundadas se procede a la palpación, que consiste en percibir la existencia de embriones en el cuello de la matriz. Se toma la coneja y se coloca en una superficie plana; con una mano debajo del vientre y con movimientos semicirculares de los dedos pulgar e índice en la región del útero, se han de localizar pequeños nódulos en forma de rosario, del tamaño de un grano de arroz; éstos son los fetos. La palpación debe realizarse entre los 10 y 15 días después del acoplamiento, ya que si se efectúa antes, además de ser casi imperceptible, puede provocarse la reabsorción de los fetos; si se realiza posteriormente es probable un desprendimiento, lo que daría lugar al aborto.

Parto: El parto se produce generalmente por la noche o al amanecer. Las crías van saliendo una a una, la madre las libera de las envolturas fetales, que ingiere, las limpia y las envuelve en el nido. El parto de la camada completa dura entre 3 y 5 horas. Cada coneja puede dar a luz de 1 a 17 gazapos, variando este número según la raza, la edad, la fisiología, etc., pero la media es de 7-9. No interesa que el parto sea muy numeroso, dado que la hembra solo posee 8 pezones, siendo éste el número ideal de gazapos, para que tenga lugar un desarrollo uniforme de la camada.

Lactancia: La secreción láctea de la coneja comienza el día del parto y se mantiene aproximadamente hasta los días 35 y 40. En este período de lactación puede llegar a producir hasta 8 litros de leche en dependencia de la alimentación que se le suministre

Destete: Consiste en la separación de la camada y la madre. De modo natural, entre los 15 y 20 días después del nacimiento los gazapos salen del nido e intentan morder los alimentos de la madre. En ese momento se procederá a quitar el nidal. La época del destete se determinará según sea el ritmo de producción aplicado, el cual se expone a continuación. Sin embargo, ha de tenerse en cuenta que el destete precoz se efectúa antes de los 20 días, y el máximo de lactancia está en los 45 días.

Producción de carne: Una vez terminado el período de lactación los gazapos son separados de la madre y trasladados a las jaulas de engorde. Normalmente se distribuyen agrupados en camadas. En el primer estadio del desarrollo de los gazapos (hasta las 6 semanas) el aumento de peso se realiza en forma rápida. La acumulación de grasa empieza a producirse a partir de los 2,5 kg  de peso vivo. Por todo ello, y para un mejor aprovechamiento de las jaulas, se ha de procurar sacrificar a los animales lo antes posible. Se ha determinado que el momento más oportuno económicamente para el sacrificio es cuando los animales alcanzan un peso comprendido entre los 2 y 2,8 kg, pesos que se obtienen entre las 8 y 10 semanas.

Enfermedades más comunes

El conejo sano ha de tener la nariz limpia y los ojos brillantes y vivos; su piel ha de ser plana y suave. Si el conejo se sienta encorvado y está con los ojos cerrados, es que hay algo que no está bien. Algunas señales son evidentes. La primera indicación es el estado de sus deposiciones. Si son sueltas, el conejo debe haber estado comiendo algo que le ha revuelto el estómago. Y si las deposiciones huelen fuertemente mal, es posible que se trate de algo más serio que una indisposición de estómago.

El cuello doblado o torcido aparece bruscamente como consecuencia de una herida o lesión en el oído interno y sus órganos sensibles. Los parásitos que infectan los conejos son los mismos que padecen los perros y los gatos. Mastitis, afecta más frecuentemente a las hembras que crían que a las que no cuidan de su descendencia. La dolencia está causada por una infección de las glándulas mamarias debida a una bacteria estafilocócica. Mixomatosis. Se trata, seguramente, de la enfermedad más conocida en los conejos. Su ataque es horrible y su acción netamente mortífera.

 

 

Sustentación

 
 

Ficha técnica

Auspiciantes.png

Agradecemos el gentil auspicio de

Auspiciantes.png