POR FAVOR ESPERA MIENTRAS SE CARGA EL VIDEO
hilo verde.png

Microorganismos Nativos - Usos

 

FICHA
TÉCNICA

Los microorganismos no sustituyen las buenas prácticas agroecológicas de manejo para los sistemas integrados, sin embargo, adiciona una nueva dimensión en la optimización para en el uso de los suelos, en el manejo de los residuales, la rotación de cultivos, la utilización de aditivos orgánicos, la conservación en forma de ensilajes, el reciclaje de los residuos de cosechas y de biocontroles para el tratamiento de plagas, así como su utilización como probióticos en la dieta de los animales.

Estos bioproductos son una mezcla de diferentes microorganismos tanto aerobios como anaerobios, son de origen natural y poseen una alta diversidad en géneros y especies. Ellos, cuando entran en contacto con la materia orgánica secretan substancias beneficiosas como vitaminas, ácidos orgánicos, minerales quelatados y fundamentalmente substancias antioxidantes.

Los biopreparados a base de microorganismos nativos poseen capacidad para promover el crecimiento de las plantas, de ahí que se presenten como una gran alternativa de biofertilización.  Estudios controlados de laboratorio, invernadero, y de forma más natural en el campo, han demostrado que la aplicación de estas tecnologías redunda en un beneficio para los productores. Siendo una vía económica y ecológicamente sostenible para lograr dichos propósitos, ya que brindan independencia de los aditivos químicos del mercado y elevan los índices productivos.

 

Procedimiento

 

Una vez preparado el bioproducto puede ser utilizado para la producción animal, vegetal, control de olores y para la descomposición de la materia orgánica.

Usos como probiótico en el agua de beber y en el alimento

En los animales constituyen probióticos que son capaces de contribuir en los procesos de digestión, degradación y utilización de los alimentos en diferentes especies, sobre todo en aquellos que la fibra está presente en un porciento alto de la dieta. Así mismo, tienen acción inmunoestimulante y desarrollan exclusión competitiva con los microorganismos patógenos como Escherichia coli y Salmonella sp.

Estimula el desarrollo de la microflora digestiva, propiciando un equilibrio nutricional y productivo, que permite a los animales responder adecuadamente ante cambios del entorno o estados de estrés que comprometen su potencial productivo.

Ha sido utilizado en muchas especies (monogástricos y rumiantes), pero los resultados más relevantes, por las condiciones productivas intensivas en la que se encuentran los animales, han sido los cerdos y las aves.

En el agua de beber

Categoría de animales          Dosis

Al nacer                      1 cm3 de MNA/animal

Crías                           1 L de MNA/5 000 L de agua

Animales de ceba     1 L de MNA/3 000 L de agua

Animales adultos      1 L de MNA/1 000 L de agua

 

En el alimento mezclándolo con la ración de comida

Categoría de animales          Dosis

                                          (mL de MNA/animal)

Puercas lactantes o no         250 (=1 vaso)

Destete o preceba               25-75

Ceba inicial                           100-150

Ceba final                              150-200

 

Usos para control de olores y tratamiento de residuales

Dentro de los efectos más notables de los microorganismos en el tratamiento de los residuales sólidos se destacan la capacidad de convertir  los desechos en abonos orgánicos inofensivos, útiles y de muy buena calidad, el incremento de la eficiencia de la materia orgánica como fertilizante.

Elimina rápidamente el mal olor de los desechos y evita la proliferación de insectos vectores, como moscas, ya que estas no encuentran un medio adecuado para su desarrollo. Normalmente el reciclaje de los desechos tarda varios meses, con los microorganismos nativos el proceso oscila entre 8 a 10 semanas, según el ambiente y las influencias climatologías.

Por otra parte, disminuye la presencia de H2S en el biogás residual de la fermentación anaerobia producto a la demanda de Azufre que genera el crecimiento de los grupos microbianos presentes en el bioproducto.

Para el control de los olores se recomienda 300 m2, aplicar una vez al día, 1 L de MNA (microorganismos nativos activados) en 19 L de agua sobre el piso, camas y alrededor de las instalaciones.

Para la producción de energía aplicar 2 kg de MN (madre solida)/m3 de biogás.

 

 

 

Sustentación

 
 
microorganismos (2).png

Ficha técnica